¿Cómo hacer un CUNNILINGUS perfecto? Te lo explicamos en 9 pasos

Publicado por Ximo M en

¡Ganas y voluntad! Esos son los dos ingredientes necesarios para realizar el cunnilingus perfecto.

Si eres de esas personas que no arranca a la hora de lanzarse ahí abajo, hemos preparado esta guía que te será muy útil. Con estos pasos y algo de práctica te convertirás en todo un experto/a en dar el mejor placer oral a tu pareja.

mujer-antifaz-lengua

Cunnilingus perfecto: conocer la vulva

¡EMPECEMOS!

Por partes, no todo es el clítoris

El placer en el sexo oral no solo se consigue yendo directo al grano, aunque sea la zona erógena femenina por excelencia hay formas mejores de empezar como por ejemplo caricias, besos, susurros, juegos…pudiendo dejar para el final la joyita de la corona.

Por si no lo sabias, la vulva tiene un total de cinco partes:

  • Labios mayores
  • Labios menores
  • Vestíbulo vaginal
  • Vagina
  • Clítoris

Todas ellas juegan un papel muy importante y por lo tanto ninguna debe ser olvidada, así que… ¡AL LÍO!

El cunnilingus perfecto en 9 pasos

Paso 1 – Juegos

Como ya te hemos dicho antes, ir directo al grano no es lo más aconsejable. Para poder encender a tu pareja es necesario un jugueteo previo, algo que la excite, y para ello hay que empezar estimulando la vulva.

Después de un recorrido por todo su cuerpo, lame su vulva de abajo hacia arriba de forma muy delicada, casi sin tocarla (succionar no sirve de nada).

Paso 2 – Sube la potencia poco a poco

Una vez despiertas todas sus zonas de interés, es necesario que sepas que a los labios les encanta tu boca, y que los presiones, estires y lamas. Haz de la sutileza tu arma infalible.

No te centres solo en la parte baja, el resto del cuerpo también necesita ser atendido…recorre con tus manos sus senos, su abdomen, agarra sus mulos…todo está permitido.

Paso 3 – Labios menores, ¡llegó vuestra hora!

Es hora de pasar a la acción. Fíjate en sus labios menores, lámelos suavemente de arriba hacia abajo, cambiando la intensidad, la velocidad y la presión, todo poco a poco sin alterar el climax alcanzado.

Haz que sus ganas aumenten evitando el clítoris, ya te hemos dicho anteriormente que la joya de la corona debe hacerse de rogar ;)

Paso 4 – Nivel pro

Hay que combinar distintas técnicas para alcanzar este nivel. Los masajes orales con tu lengua no son lo único que puede excitar a tu pareja, combínalos con pequeñas succiones en sus labios y caricias con los dedos ¡todo cuenta!

Paso 5 - ¡Con las manos!

Tus manos están para algo. Mientras tu boca juegue un papel crucial en los labios menores, coloca tus dedos en el vestíbulo vaginal y ejerce un poco de presión

Paso 6 - ¿Vamos a por el plato fuerte?

Eso es, estás en lo cierto…¡El clítoris! Estás preparado y lo sabes.

Ante todo debes tener presente que el clítoris es la zona más delicada y sensible y por ello hay que ir con extremo cuidado.

Para empezar, estimúlalo con la punta de la lengua, rózalo suavemente con movimientos circulares.

Paso 7 - No abuses

Aunque con el plato fuerte esté disfrutando de lo lindo, es muy importante no perder de vista el resto de zonas de la vagina y de su cuerpo. Alternar es la clave.

Paso 8 – one, two, three and….REPEAT!

Ya te hemos dicho que no te olvides del resto de zonas, son importantes. Para seguir estimulando a tu pareja es importante que todas las zonas se sientan muy queridas y arropadas para terminar otra vez con la joya. Introduce esta vez tu mano y suavemente con tus dedos remueve la parte alta del mismo. Mueve tu lengua alrededor del mismo y ya sabes… CON DELICADEZA.

Paso 9 – Aumento de intensidad….it´s the TIME!

Succiona su clítoris con tus labios, te lo está pidiendo a gritos sordos. Apriétalo con suavidad, succiónalo siguiendo el ritmo por ti impuesto, lubrica tus dedos e introdúcelos en su vagina con suavidad, acaricia la zona baja de la vagina con tus yemas….todo está permitido.

Si ves que se agita y empieza a retorcerse….vas por el buen camino, sigue exactamente como lo estás haciendo y el resultado será ¡APOTEÓSICO!.

Estos son los pasos básicos, la innovación corre de tu cuenta. Prueba distintas posturas, juegos, caricias, conoceos y descubrid poco a poco vuestras prefencias…ya sabes que todo está permitido.

 

Un saludo y feliz CUNNILINGUS ;)