Cómo masturbarme siendo mujer y sentir mucho placer

Publicado por Nicoletta en

fruta imitando masturbación femenina

Una pregunta recurrente entre nosotras, ¿cómo masturbarme y sentir mucho placer? ¡posiblemente te lo hayas preguntado alguna vez!

Sabemos que es una pregunta recurrente y por ello hemos decidido daros respuestas para que podáis experimentar un grado de placer superior.

¡Dedos a la obra! ;-)

¿Cómo masturbarme si soy mujer?

Debemos dejar atrás los dogmas de que las mujeres no se masturban, que es pecado, que te quedarás calva... pues no, ni es pecado ni te vas a quedar calva, ni cieja ni nada de nada.

Si estás dispuesta a abandonar este viejo y arcaico tabú, ¡estás en el lugar indicado!

Vamos a ello.

Masturbarme y sentir mucho placer

¿Por dónde empezar? ¡Pues por el principio! Para empezar, tendrás que buscar el lugar y momento adecuado. Te recomendamos que sea un sitio donde estés cómoda y que sea un momento del que puedas disfrutar plenamente de tu intimidad sin ninguna interrupción externa.

Es importante que sepas que va a ser TU momento, para conectar contigo misma y conocerte cada día un poco más.

Para masturbarte debes estar excitada, no hace falta que empieces a tocarte como si fuese el fin del mundo. Trata de conectar con todo tu cuerpo, acariciate los pechos, los muslos y empieza a acariciar tu vagina ¡por fuera!

Lo que debes buscar en este proceso es empezar a conectar con la excitación, lo que te ayudará a que te sea más fácil repetir el proceso y empezar a tocarte más.

Si tus propias caricias y sensaciones notas que no te ayudan, puedes probar con estímulos visuales, como revistas o videos. También es buen momento para poner en práctica tu imaginación y fantasear.

No todas nos excitamos de la misma manera ni con los mismos estímulos, por eso es importante conocerte bien para luego dar en el clavo.

Imagina sin ponerte límites, es tu momento, ¡no tienes de que preocuparte!

Clave para la masturbación: lubricación

¿Ya estás exitada? ¿empiezas a notar como empiezas a lubricar? cuando sientes ese cosquilleo que invade todo tu cuerpo... ¡ya no hay vuelta atrás!

Si no estás lubricando de forma natural, no te preocupes, siempre vas a poder utilizar lubricantes. Aún lubricante de forma natural, siempre puedes añadir un extra para mejorar la experiencia.

¡Experimenta y verás cuanto te gusta!

¡Tócate, no te cortes!

Sin miedo, sin tabús, empieza acariciando tu clítoris con suaves movimientos circulares. Es la mejor manera de responder la pregunta principal de esta entrada. Conocerte y descubrir cada parte de tu clítoris será clave.

Puedes empezar con un dedo y pasar a dos... o más dedos. Prueba también con movimientos hacía arriba y abajo, incluso con suaves golpecitos a modo de presión.

Desliza y explora tu vulva, céntrate en el clítoris. Si no sabes localizarlo bien, verás que está en la parte superior de tu vulva, con forma de botón pequeño ¡úsalo!

Lo reconocerás de forma inmediata, el placer que te va a dar es distinto al del resto de la vulva, un inmenso placer. ¡Lo reconocerás sin problemas!

Para resumir esta primera fase, empieza acariciándote, busca el clítoris y estimúlalo.

Instaura la dedocracia ✌️

Cuando tus dedos hayan tomado el control y se muevan prácticamente solos, es hora de entrar en el siguiente nivel. El cosquilleo del placer ya está en tí como por arte de magia, es hora de jugársela e introducir el primer dedo, a la vez que sigues mimando tu clítoris.

Aunque es una opción muy personal, ya que no siempre a todas les gusta la penetración con los dedos y puede que prefiera solamente estimular el clítoris, no dudes en probarlo y descubrir tus gustos.

Descubre cual es tu manera preferida, practícala y ¡haz llegar el orgasmo!

Con el tiempo puede que tengas ganas de más y quiera llevarlo a un nuevo nivel. Te vamos a contar como aumentar esa excitación y así puedas acabar con un super orgasmo.

Masturbación femenina: las mejores posiciones para masturbarte

Al igual que en el sexo, la masturbación se puede practicar en muchas y variadas posiciones. Vamos a contarte las que creemos que son las mejores posiciones para masturbarte siendo mujer. ¡Pruébalas y quédate con la que más te guste!

Masturbarte con las rodillas sobre tu pecho

En esta posición, te sugerimos colocarte sobre la cama, con las rodillas en tu pecho e inicia un suave masaje acariciándote la vagina. Si te gusta introducirte dedos, empieza con uno, luego 2... !! Esto va según tus propios gustos.

De esta manera buscamos ejercer presión sobre la pared frontal de la vagina, con una ligera flexión de nuestros queridos dedos.

Sobre una silla ¿por qué no?

Agarra una silla, ponte cómoda y empieza colocando uno de los dedos sobre tu vulva, utilizado para acariciártela, tocarte el clítoris y porque no, ¡meterlo dentro!

Mastubarte bocabajo

Quizá sea la más típica, no por ello aburrida. Debes tumbarte en la cama, bocabajo, con la espalda hacia el techo de la habitación.

Encuentra la posición más cómoda, después junta tus piernas y coloca tu mano sobre la vulva, concretamente sobre el clítoris.

Y ahora a ¡darle movimiento! combina los dedos con el movimiento de tu booty... el orgasmo está garantizado.

¿Cómo masturbarme si soy mujer?: técnicas de masturbación femenina

Ya conocemos algunas de las mejores posiciones para masturbarse siendo mujer, hablemos ahora de las técnicas de masturbación.

¡Se trata de estimular el clítoris! arriba y abajo, abajo y arriba... y así hasta que dejes de saber que es arriba y que abajo 😜

Recuerda que es recomendable la estimulación del clítoris cuado ya estés lubricada o excitada, sino puede ser una experiencia poco agradable o rara.

Siempre te puedes ayudar con un extra de tu lubricante favorito.

Además de arriba y abajo, el movimiento en circulos suele ser una buena técnica de masturbación femenina ¡y muy simple! Tan solo necesitas hacer un movimiento en forma de círculo, frotando tu vagina con cuatro dedos, no te olvides de estimular también el clítoris.

En la ducha, aprovecha el poder del agua

Dirigir el chorro de agua hacia tu zona vaginal puede conseguir la suficiente presión en la zona como para estimularte. Juega con la temperatura y la presión, verás que encontrarás el punto que te puede llenar de placer.

Técnica del sandwich

Se llama así por "empanar" el clítoris entre los dedos índice y corazón. Rodéalo, aplica presión y alcanza un orgasmo delicioso.

Masturbación femenina con juguetes eróticos

Cada vez es más común que más mujeres prefieran masturbarse con juguetes eróticos. Junto a la desaparición del dogma acerca de la masturbación, esta tendencia es cada vez más creciente, ¡súmate a ella!

Hay distintios tipos de juguetes eróticos para mujeres. Te enseñaré algunos de ellos aunque cada vez hay más variedad y funcionalidades de estos perqueños grandes amigos.

Consoladores o dildos

Quizá sean los consoladores más conocidos y clásicos, pero han evolucionado mucho y son ¡extremadamente realistas!

A día de hoy puedes comprar consoladores realistas, tan reales que tiene el mismo aspecto y tacto que un pene de verdad ¡en serio!

Quizá seas de las mujeres que prefieren un pene de verdad para excitarse... con estos dildos realistas lo tienes más fácil que nunca.

Los podrás encontrar con distintos tamaños y grosores.

Succionador de clítoris

Probablemente el juguete más de moda en 2020. Este estimulador femenino es similar a los clásicos vibradores pero su función es la de succionar el clítoris.

Con casi total seguridad, podemos decir que el succionador de clítoris es el arma definitiva para masturbarme siendo mujer y tocar el cielo ¿a qué esperas a probar uno? ¡córre-te!

Vibradores

 Seguro que has oído sobre los vibradores o quizá hayas tenido alguno, pero, ¿sabíais cuánto han evolucionado en los últimos años?

Puedes encontrar una gran variedad de vibradores, con diferentes formas, tamaños y potencia de vibración (además de ser regulable).

Plug anal

Si quieres ir un paso más allá y jugar con dos juguetes a la vez, la mejor opción... ¡es un plug anal! con la doble masturbación morirás de placer.

Muchas mujeres no se ven cómodas con una doble penetración, pero sienten curiosidad por esa doble estimulación. Combinar un dildo con un plug anal te puede abrir todo un mundo de nuevas sensaciones.

Conclusiones

Ahora que hemos podido ayudarte a reponder a como masturbarte siendo mujer, es hora de que lo pongas en práctica y experimentes.

Puedes empezar por incluir lubricantes y más adelante algunos juguetes extra, seguro que sin darte cuenta acabas con una pequeña colección :)