Vibradores

Ya sea en pareja o en solitario, el vibrador es el juguete erótico por excelencia. Tenemos diferentes tipos, como vibradores realistas, conejitos rampantes, vibradores de punto G, succionadores de clítoris y muchos más.
Precio de venta €9,49 Precio habitual €22,90 En oferta
Precio de venta €6,49 Precio habitual €7,99 En oferta
Precio de venta €15,99 Precio habitual €22,90 En oferta
Precio de venta €21,89 Precio habitual €35,95 En oferta
Precio de venta €15,99 Precio habitual €26,90 En oferta
Precio de venta €29,99 Precio habitual €52,99 En oferta
Precio de venta €49,99 Precio habitual €69,90 En oferta
Precio de venta €31,49 Precio habitual €45,99 En oferta
Precio de venta €27,49 Precio habitual €59,99 En ofertaAgotado
Precio de venta €9,49 Precio habitual €22,90 En oferta
Precio de venta €9,99 Precio habitual €16,95 En oferta
Precio de venta €29,99 Precio habitual €49,95 En oferta

¿Qué son los vibradores?

Los vibradores son juguetes eróticos que cuentan en su interior motores eléctricos que, gracias a su rotación a miles de revoluciones por minuto, generan una vibración que se transmite a nuestro cuerpo cuando están en contacto con la piel; transmitiéndonos así, un agradable y placentero estímulo sexual. Sobre todo cuando se aplica en zonas erógenas como el clítoris, la vagina, el pene o el ano.
Debido a su versatilidad, son el tipo de juguetes eróticos más vendidos.


Tipos de vibradores

Existe una amplia variedad de vibradores en el mercado, la mayoría de ellos se podrían clasificar en las siguientes categorías:

Vibradores clásicos: son los tradicionales, los más recomendados como primer vibrador al ofrecer estimulación del clítoris y estimulación vaginal en un único dispositivo. Suelen tener formas rectas o ligeramente curvadas y dependiendo del modelo, discreto y elegante. Como nuestro querido Celso.

Vibradores bala: los hermanos pequeños de los vibradores clásicos: pequeños, estrechos y compactos pero no menos potentes. Perfecto para ambos tipos de estimulaciones durante cualquier viaje al ser muy discretos e ideales para juegos en pareja al poder estimular cualquier zona erógena. Shady es un buen ejemplo de vibrador bullet o vibrador mini.

Vibradores punto G: tienen esa forma curvada perfecta para estimular tu punto G de la forma más directa y placentera posible. Nuestro Gpop es todo un experto en esa labor.

Masajeadores de clítoris: son los “vibradores de varita” que de apariencia son iguales que un dispositivo de masaje personal, sólo que para estimular externamente tu vulva y clítoris, como Dexter.

Succionadores de clítoris: la nueva versión del masajeador del clítoris, que consiguen estimularlo sin contacto, como los Satisfyer o Shushu.

Vibradores conejito: También se llaman vibradores de doble estimulación, conejito rampante o simplemente rabbit; son vibradores que están diseñados para estimular de forma simultánea dos zonas: una insertable para la vagina o punto G y otra externa para el clítoris. Nuestro recomendado: el conejito Ethan.

Vibradores huevo: Tienen forma ovalada y suelen venir acompañados de un mando a distancia. Perfecto para momentos inesperados fuera de casa con tu pareja. Jan es el huevo para poder adentrarte en esas aventuras.

Vibradores para parejas: suelen ser los más sofisticados al permitir la penetración mientras se usa el juguete; estimulando a las dos personas de forma simultánea. De las marcas conocidas, tenemos a Rabbit de We Vibe o con diseños de los más sorprendentes como GVibe 3.

Vibradores anales: son aquellos cuyo uso es apto para introducirse en el ano, aún un tema tabú para muchos, pero pudiendo llegar a ser una experiencia muy placentera. Para principiantes empezar con tamaños pequeños e ir avanzando a medida que se sienta más cómodo. Estas bolas vibradoras son ideales para adentrarse en el mundo.


¿Cómo elegir un vibrador?

Dependerá de lo que estés buscando. Hay mil tipos de formas, de materiales y de tamaños completamente distintos, pero siempre uno que te conseguirá satisfacer.
En Sex Shop Online procuramos tener una selección variada de vibradores adecuados para cada tipo de estímulo, fabricados con materiales seguros para el cuerpo de forma que sólo te centres en una cosa: ¡Disfrutar de placer con tus orgasmos!